En una tirada de Tarot se encuentran los tres mundos: el mundo de la materia, todo aquello que podemos percibir por los sentidos; el mundo anímico, el del alma, el que captamos por las emociones profundas y con la sincronicidad; y el mundo del espíritu, la mente, el que percibimos mediante la intuición.

el tarot y los tres mundosCualquier sistema como el Tarot permite materializar la información del inconsciente (donde esos tres mundos no están separados) por eso tenemos la sensación de que la información es más completa, de que “vemos más”. Es como si penetráramos en una red de corriente eléctrica que está en todas partes. Cuando el consultante establece contacto con una cuestión específica que tiene en su mente, dicha red se estimula y el tarotista se limita a ver qué se ilumina.

El mundo exterior y los tres mundos

Einstein, Podolsky y Rosen enunciaron la paradoja EPR (comprobada posteriormente en 1.982 por Aspect) según la cual, si dos partículas nacen en el mismo momento cuántico, estas partículas estarán siempre unidas y responderán de igual manera. Si a ello unimos la idea de que todos los átomos han nacido del mismo lugar (la teoría del big bang enuncia que, todos estuvieron ligados) podemos inferir que la red eléctrica que mencionamos en el párrafo anterior no es una invención absurda. Parece ser que desde la ciencia y el misticismo, la totalidad del universo está bastante demostrada. Y puedes conectarte a ella mediante varios instrumentos, como por ejemplo el Tarot y además se conforma como medio de estudio y conocimiento.

El Tarot y los tres mundos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies